Logo

jueves, 5 de marzo de 2015

Los "alfajores" que se quedaron en panecillos... [Cooking The Chef]

Estamos a 5 de Marzo, faltan 8 días para mi cumple y empezamos nuevo reto ¡yupie! Lo sé, eran pocos los que estaba haciendo y decidí empezar uno nuevo... jajajajajaja!!

El nuevo reto que empiezo se llama Cooking The Chef y viene de la mano de April y Aisha, más majas ellas por cierto ^_^
Pues bien, este nuevo reto consiste en que cada mes se elegirá un cocinero (nacional o internacional) y tendremos que reproducir uno de sus platos o adaptar uno de sus platos a nuestro "estilo cocinil"... jejejeje!

No sé en que momento decidí apuntarme para el mes de Marzo porque vaya tela con el chef Gastón Acurio... no tengo nada en su contra ni mucho menos pero es que es de taaaaaaaaaaaaaaan lejos, que leer sus recetas era como leer servo-croata ¿ají? ¿huacaina? ¿manjarblanco? Con lo fácil que es decir dulce de leche... aissss!!!
Me he vuelto loca eligiendo una receta, pero esta vez no porque me gustaran muchas y no supiese cual elegir sino porque no me gustaba ninguna (soy un poco tiquismiquis, que le vamos a hacer... jejejeje!).

Pues bien, al final mi elección han sido estos "alfajores", podéis reíros tranquilamente... ya sé que esto tiene de alfajor lo mismo que yo de deportista.


Para empezar, y a simple vista de su receta, tienen pinta de galletitas (cosa que no me disgusta, por eso la elegí), pero de lo que parece a lo que me ha salido a mi... con deciros que con aceite, tomate y jamón serrano tienen pinta de estar buenos (aunque no lo sé, los tiré y no pienso volver a repetir la receta nunca, o por lo menos no en muuuuuuucho tiempo).
Luego las cantidades... no sé, debe de haber un problema... o sus tazas son enormes o he hecho algo mal porque en el momento donde la receta decía "... hasta obtener una masa suave. Forme bolas y córtelas en discos..." ¿perdona? ¿masa suave? ¿que haga bolas? ¿que las corte? no sé de donde se saca esa idea pero lo único que podía hacer yo con la masa suave era bebérmelo porque estaba extremadamente líquida... así que ya me veis a mi añadiendo harina a cascoporro (y sin medir ni nada, total... from lost to the river...).
En definitiva, que ha sido un caos desde el principio, pero bueno, he cumplido y aunque no son lo que parecen, si queréis unos panecillos os puede servir... jejejeje!!!

Ingredientes
- 1 cdta. de levadura seca
- 1 taza de leche
- 3 huevos
- 1/2 taza de mantequilla sin sal derretida
- 1 taza y 1/2 de harina + otras tantas que tuve que añadir después... perdí la cuenta
- Miel
- Azúcar glass

Preparación
- Precalentamos el horno a 180º.
- Colocamos papel de horno en nuestra bandeja.
- Disolvemos la levadura seca en la leche. Reservamos.
- Derretimos la mantequilla en el microondas.
- Batimos los huevos y agregamos poco a poco la mantequilla, mezclamos bien.
- Añadimos la leche con la levadura diluida y volvemos a mezclar.
- Agregamos la harina y mezclamos, veremos que con una taza y media tenemos un caldo de masa (y si no os pasa, por favor, decirme que habéis hecho), así que seguimos añadiendo harina hasta que veamos que podemos trabajarla con las manos.
- Una vez tengamos la masa lista, cogemos trozos de masa y hacemos bolas, y luego con un cortador redondo dentado (por ejemplo) hacemos los círculos cuquis (intenté estirar toda la masa y cortar los círculos todos a la vez pero me resultó imposible).


- Cuando ya tengamos nuestros "alfajores" (jajajajajaja... no puedo evitar reírme) cortados, los ponemos sobre la bandeja que habíamos preparado con papel de horno (no hace falta que dejemos mucha separación) y, si queremos, podemos ponerle miel por encima.


- Los horneamos unos 15 minutos más o menos a 180º (quizás en vuestros hornos es más o menos tiempo, ir vigilando por si acaso).
- Cuando veamos que están tostaditos (un poquito), los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
- Ahora se supone que tenemos que hacer un sándwich con dos o tres "alfajores" y poner miel entre cada uno de ellos, pero como en mi caso era imposible de lo gorditos que eran (tampoco pude hacerlos más finos la verdad), los decoré con caramelo de miel y azúcar glass.


Para hacer el caramelo de miel haremos lo siguiente:
En una bandeja de horno con papel de hornear ponemos un poco de miel extendida y la metemos al horno hasta que veamos que esté "hecha".
La sacamos, esperamos un minuto más o menos hasta que temple y ya tenemos el caramelo de miel.


Pues bien, esta ha sido la receta que yo, personalmente, no os recomiendo hacer... eso sí, si la hacéis ¡POR FAVOR! decirme cómo os ha salido porque sigo sin entender que es lo que hice mal...

Muchos besitos para todos y nos vemos en un par de días con, como no, otro reto... jejejeje! pero esta vez con una receta muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy pero que muuuuy rica... mmm!!!!

*MªAmparo*