Logo

miércoles, 18 de junio de 2014

Tarta helada de nata, galletas y chocolate

Woooooooooooooolas!!!!!

¿Cómo estáis? Veis, he sido buena y he venido prontito a visitaros con una receta para los tiempos que corren... fresquita.

La receta que os traigo hoy, es una versión de la típica tarta de galletas pero helada y con variaciones.
¿Alguna vez os ha venido a la mente el hacer una tarta típica en versión helado? A mi en alguna ocasión, pero por no meter la pata...
Esta vez, buscando en internet encontré esta receta en el blog de Patricia De sucre i sal y dije, esta es la mía, allá voy ^_^


Ingredientes 
  • 600ml. de nata (de más de 31% m.g. a ser posible)
  • 250gr. de leche condensada 
  • 1 paquete y ½ de galletas rectangulares 
  • 1 vaso de café con leche (yo lo hice descafeinado) 
  • 1 tableta de chocolate negro
  • 100ml. de leche 
  • 40gr. de maicena 
Preparación 
  • Preparar el café con leche, añadiéndole un poco de azúcar. Reservar.
  • Diluir la maicena en la leche y ponerla al fuego junto con el chocolate. Esperar a que el chocolate se deshaga y nos quede una mezcla homogénea y reservar.
  • Montar la nata con unas varillas eléctricas (o con lo que queramos). Una vez montada, añadir la leche condensada poquito a poco y mezclar con movimientos envolventes hasta que veamos que está todo bien mezclado.
Recordad que para montar la nata, tanto la nata como las varillas y el bol que utilicemos, tendrán que estar muy fríos para que sea mucho más fácil.
Yo utilizo un bol metálico y lo meto en el congelador junto con las varillas unas horas antes, y la nata unos 5 minutos antes de que vayamos a empezar a montarla.

Montaje de la tarta
  • Forrar un molde de plum-cake con papel de aluminio. 
  • Poner una parte de la nata en el fondo de nuestro molde. 
  • Encima de esa capa de nata, colocaremos una capa de galletas que mojaremos antes en café con leche (no tienen que estar empapadas, únicamente meterlas y sacarlas).
  • Ahora toca poner una capa del chocolate que habíamos derretido, y encima de este, otra capa de galletas.
  • Lo que tenemos que hacer ahora es seguir el mismo proceso que habíamos hecho, es decir, nata – galletas mojadas – chocolate – galletas mojadas – nata… y así hasta terminar con los ingredientes menos con el chocolate.
Una vez terminada de montar, metemos al congelador un mínimo de 2 horas, aunque cuantas más horas esté en el congelador, mejor.
Pasadas esas horas, sacaremos nuestra tarta del congelador, desmoldaremos en una fuente y echaremos por encima el chocolate derretido que nos había sobrado.
La volvemos a meter en el congelador (esta vez en la fuente) hasta que vayamos a comerla.
Sacar unos minutos antes de servir para poder cortarla bien.

Et voilà! Ya tenemos una tarta muy fácil de hacer, con muy pocos ingredientes y con un resultado espectacular, prometido! A mi novio, de hecho, es la que más le ha gustado de todas las que he hecho… jejeje!

(El corte... mmm! Está un poco inclinado porque no esparcí bien la nata al colocarla en el molde.)

Besitos y pasarlo muy bien!!! ^_^

*MªAmparo*