Logo

domingo, 26 de marzo de 2017

Tarta mousse de dulce de leche [El Asaltablogs]

Buenos días!!!

¿Cómo estáis? Yo muy bien y un poco triste porque se termina (aunque quedan 5 días todavía... jejeje!) un mes precioso, mi mes, el mes de mi mami, el mes de mi Strucky... ¡Me encanta Marzo!

¿Que tal os ha ido desde la última entrada que publiqué en el blog? Espero que muuuuuy bien!!! Yo la verdad es que no me puedo quejar, he cumplido un año más, ya tenemos cositas de la boda adelantadas y, sobretodo, ¡YA TENGO MI VESTIDO DE NOVIA Y ES PRECIOOOOOOOOOOOOOOSO! ^_^

Bueno, a lo que iba, que me enrollo hablando de la boda y puedo estar aquí todo el día... jejeje!!

Hoy como cada último domingo de mes, vengo con una receta asalta de otro blog, y es que los Asaltablogs siempre estamos acechando vuestras cocinas... jejeje!!! Si queréis más información acerca de estos asaltantes y de sus artimañas, solamente tenéis que pinchar aquí, donde encontraréis una explicación.
El blog asaltado de este mes es Mandarinas y miel y la receta que he elegido es la "Tarta mousse de dulce de leche", eso sí, la he adaptado a mi manera (primero porque quería hacer la base de la tarta con bizcocho de chocolate (llevo este mes 5 tartas y todas con base de galleta, quería cambiar... jejeje!), además, he adaptado las cantidades al molde que utilizo para que quede una tarta de una altura buena, sino se me queda de un dedito y no mola... jejejeje!!! y, por último, no le he puesto queso porque a mi mami no le gusta). Espero que Mavi no se enfade conmigo por la variación ^_^

Sin más, os dejo con la receta y el paso a paso.

Ingredientes para la base de bizcocho de chocolate
- 100gr. de chocolate negro
- 100gr. de mantequilla sin sal
- 1 cdta. de extracto de vainilla
- 2 huevos L
- 80gr. de azúcar blanco
- 20gr. de harina
- 1 cdta. de levadura tipo Royal
- 1 pizca de sal

Preparación del bizcocho
- Pre-calentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo, sin ventilador (si tenéis ventilador no os preocupéis, bajamos la temperatura a 160º y listo).
- Forramos la base del molde que vayamos a utilizar con papel de horno y, con spray desmoldante o mantequilla, lo engrasamos un poco por todo para que el bizcocho no se pegue a las paredes.
- Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.
- En un bol, ponemos la mantequilla y el chocolate, lo metemos en el microondas y, en dos o tres tandas de unos 20 segundos cada una, vamos calentando (y mezclando entre tandas), hasta que se derritan ambas cosas y, al mezclar, nos quede una mezcla líquida. Reservamos.
- En un bol grande, añadimos el azúcar, el extracto de vainilla y los huevos y, con ayuda de unas varillas (bien manuales o eléctricas), mezclamos todos los ingredientes hasta que estén todos integrados.
- Una vez integrados, añadimos nuestra mezcla de chocolate y mantequilla y volvemos a mezclar.
- Por último, añadimos la harina con la levadura y la sal. Mezclamos muy muy bien hasta que tengamos una mezcla cremosa y homogénea.

- Vertemos la mezcla en nuestro molde y horneamos durante unos 15 - 20 minutos (dependiendo de vuestro horno). De todos modos ya sabéis que, para saber si el bizcocho está hecho o no, solamente tenemos que pincharlo con un palillo y, si sale limpio tenemos nuestro bizcocho listo).
- Una vez horneado nuestro bizcocho, sacar del horno y dejar que se enfríe por completo dentro del mismo molde (si el bizcocho no está frío al ponerle nuestra mousse, esta se bajará) y este, sobre una rejilla para que se enfríe también por debajo.
- Una vez se enfríe nuestro bizcocho, lo pinchamos varias veces con un tenedor o le hacemos unos cortes con un cuchillo (esto ayudará a que se una bien nuestra mousse).
Mientras, vamos a ir preparando nuestra mousse...

Ingredientes para la mousse de dulce de leche
- 500ml. de nata para montar (35% m.g. mínimo) muy fría.
- 350gr, de dulce de leche (aunque puede ser al gusto y echarle un bote entero... jejejeje!!).
- 6 hojas de gelatina (o un sobre de gelatina neutra en polvo, son unos 10gr.)

Preparación de nuestra mousse
- Metemos en la nevera un bol grande (si es de vidrio o aluminio mejor porque mantienen mejor la temperatura una vez fuera de la nevera) y las varillas eléctricas.
- En un bol mediano con agua fría, hidratamos las hojas de gelatina durante unos 10 minutos.
- Mientras, ponemos un cazo pequeño a fuego medio con el dulce de leche. Vamos removiendo mientras se calienta (no tiene que hervir ni nada, solamente tenemos que hacer que el dulce de leche quede algo más líquido). Una vez tengamos la consistencia deseada, apagamos el fuego.
- Escurrimos la gelatina pasados los 10 minutos de hidratación y la añadimos al dulce de leche. Removemos muy bien con unas varillas manuales para que se deshaga la gelatina por completo y no quede ningún grumito (esto es muy importante ya que no queremos encontrarnos con ningún grumito de gelatina ¿no?). Dejamos que se enfríe.
- Sacamos nuestro bol grande de la nevera, las varillas y la nata. Vertemos la nata en el bol y, con la ayuda de las varillas eléctricas, montamos la nata a velocidad baja/media. Cuando veamos que está casi montada, subimos un poco la velocidad de las varillas y terminamos de montar (tenemos que conseguir que forme picos).
- Por último, añadimos el dulce de leche con la gelatina a la nata montada (muy poco a poco), y removemos con movimientos envolventes con la ayuda de una lengua de gato (o espátula de silicona). Conseguiremos una mezcla súper cremosa (y deliciosa... mmm!!).
Ahora que ya tenemos nuestro bizcocho frío y la mousse terminada...

- Vertemos la mousse en nuestro molde, sobre la base de bizcocho. Le damos unos golpecitos suaves (si es sobre un paño de cocina, mejor) para eliminar las posibles burbujas de aire que se hayan podido hacer.
- Tapamos el molde con papel de aluminio y lo metemos en la nevera hasta que cuaje bien (lo mejor es que esté en la nevera unas 8 horas, aunque si es de un día para otro, mucho mejor).

Una vez ya haya pasado el tiempo de estar en la nevera y, antes de servirlo (siempre hago las decoraciones en este tipo de tartas antes de servirlas, no se si son manías o que, pero así soy yo...jejejeje!), la decoramos como más rabia nos de, en mi caso, cogí el dulce de leche que me sobró y lo diluí en un poco de leche (así es más fácil de repartir, pero llevad cuidado porque, si os pasáis con la leche (como fue mi caso) se os desparramará un poco, pero vamos, que tampoco pasa nada, queda muy rústica...jejejeje!!!), además, le puse trocitos de almendra crocanti (de la que venden en Mercadona) que a mi madre le encantan ^_^


 Aquí todavía estaba muy digna ella, sin nada desparramado... jejejeje!
Y aquí con su desparrame, muy rústica ella pero igualmente deliciosa ^_^

¡Tachán!

Ya tenemos lista nuestra tarta mousse de dulce de leche. Tiene una textura suave, cremosa y deliciosa, es un pecado... mmm!!!
Mirad que corte tan exquisito... 

No os agobiéis si veis muchos pasos a seguir, parece muy costosa pero para nada, lo único que yo soy de explicar mucho las cosas... jejejeje!!!

Espero que os haya gustado la receta y os animéis a hacerla, si os gusta el dulce de leche, os encantará esta tarta, prometido :P

Muchos besitos y nos vemos pronto (o mínimo dentro de un mes).

*MªAmparo*