Logo

martes, 4 de noviembre de 2014

New York Cheesecake... una delicia del otro lado del charco

Buenas y frías tardes... ¡por fin!

Yo entiendo que aquí suele hacer buen tiempo, y me parece bien mientras yo me pueda poner las botas... jejejeje! Pero claro, que estemos en Noviembre y todavía una no sepa si ponerse bufanda o bikini pues ya marea un poco la verdad.

La receta que os traigo hoy la hice hará más o menos un año y nos encantó a todos los que la probamos. Y ahora que estoy haciendo "limpieza" de móvil y he visto las fotos he dicho, ¡al blog que va!
Es una receta muy sencilla de hacer a pesar de que veáis muchos ingredientes o pasos, y el resultado es simplemente maravilloso ¡os lo prometo!


Bueno, sin más os dejo con la receta en cuestión. Lo único que siento es no poderos decir de donde la cogí prestada pero, sinceramente, después de un año que la hice y no habiéndomelo apuntado, no lo recuerdo... sorry!! :(

Ingredientes
- 1 paquete de galletas (yo usé integrales)
- 100gr. de mantequilla
- 750gr. de queso crema
- 150gr. de azúcar
- 2 cdas. de harina
- 3 huevos + 2 yemas
- 125gr. de créme freiche (la venden en Mercadona)
- Ralladura de 1/2 limón
- 1 cdta. de pasta de vainilla


Preparación
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Derretimos la mantequilla un poco (no hace falta que nos quede líquida pero sí muy blandita).
- Trituramos las galletas con la ayuda de un robot, una picadora o a mano, hasta que nos queden como arenilla.
- Añadimos la mantequilla y removemos hasta conseguir una masa manejable.
- Vertemos la masa anterior en un molde desmontable y la esparcimos por el fondo y por las paredes del molde, presionando con una cuchara hasta que quede una capa con un grosor más o menos uniforme.
- Horneamos unos 10-15 minutos nuestra masa de galleta en el molde para que coja consistencia. Una vez pasado el tiempo retiramos del horno y subimos la temperatura a 200ºC. Es importante retirar nuestro molde con la base de galletas pasados los 10 o 15 minutos aunque veamos que está blandita, porque si la dejamos más puede pasaros como a mi, que se os tueste demasiado (sobretodo el borde superior, el resto estaba perfecto... jejeje!!)
- En un bol añadimos el queso crema y batimos hasta que nos quede una crema suave (no necesita mucho tiempo, menos de 1 minuto).
- Ahora, vamos a ir añadiendo el resto de ingredientes, batiendo entre ingrediente e ingrediente para que se integren. Primero añadimos el azúcar. Luego la harina. Ahora es el turno de la ralladura de limón y la vainilla en pasta. Los huevos y las yemas, y por último, añadimos la creme fraiche y terminamos de batir hasta que tengamos una crema homogénea.
- Vertemos nuestra mezcla anterior en nuestro molde y lo volvemos a introducir en el horno, durante aproximadamente 15 minutos.
- Pasados los 15 minutos bajamos la temperatura a 100ºC y dejamos que se hornee durante 1 hora más.
- Una vez hayamos terminado de hornearlo, apagamos el horno y dejamos nuestra cheesecake dentro del horno, con la puerta entreabierta, durante una hora más.
- Por último, retiramos la tarta del horno y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar la tarta.


Para conservarla, la metemos en la nevera hasta que vayamos a servirla.

Yo no sé la puse porque me apetecía probarla así tal cual, pero podemos servirla acompañada con mermelada de frutos rojos (fresa, arándanos, frutas del bosque...etc.) o cualquier otra mermelada que nos guste.

Espero que os haya gustado la receta y la disfrutéis en cuanto os animéis a hacerla :P

Besotes!!!

*MªAmparo*