Logo

miércoles, 22 de abril de 2015

Tarta Frozen (o mi tarta de cumpleaños) [Color y Sabor de Temporada]

Un mes más aquí estamos dándole color a la primavera con el reto Color y sabor de temporada, y este mes, la fruta y verdura elegidas para animarnos a preparar alguna cosita rica han sido el limón o la lima, y el pimiento.

La verdad ese que desde el principio tuve bastante claro que iba a ser algo con limón o lima (aunque me encantaaaaaaaaa el pimiento); pero después de pensarlo un poco más ya si que lo tuve súper claro...

¿Que mejor postre para traeros hoy que la que fue la tarta de mi 30 cumpleaños?

Mi cumpleaños fue el viernes 13 de Marzo, y como el sábado comíamos en mi casa, quería hacerme una tarta (lógico... jejeje!). No tenía muy claro de que la quería pero sabía que quería que fuese degradada en tonos azules y de Frozen... jejejeje!!! ¿Por que? Primero porque quería probar a ver que tal me salía eso del degradado, es que son taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan bonitas!!! Pero claro, si quería teñirla no podía ser red velvet, ni de zanahoria, ni de chocolate... y el buttercream tampoco podía ser de frambuesa, ni fresa o sandía... porque claro, no iba a coger los colores azules que yo quería... y de repente un día lo vi claro, mi tarta iba a ser de limón, tanto el bizcocho como el buttercream.

La verdad es que con lo de la tarta degradada estaba bastante "asustada" porque no sabía como me iba a quedar, las veía tan cuquis que pensaba que serían algo difíciles de hacer pero bueno, como era para mi, tampoco pasaba nada si no se me quedaba súper fantástica del todo... pero para alegría mía, no quedó súper fantástica del todo, quedó PRECIOSA (por lo menos para mi)!!!

¿Y por que es de Frozen? Por varios motivos... jejejeje!! El primero porque tenía una impresión comestible de Frozen guardada y tenía que utilizarla. El segundo, porque mi tarta iba a ser azul (¿os he dicho alguna vez que mi color favorito es el azúl?´). Y tercero pero no por ello menos importante, ¡porque me encanta la peli! Soy muy Disney yo, que le vamos a hacer... jejejeje! Además, me encanta el frío (odio el verano) y soy la persona más friolera del mundo... así que estaba escrito, tenía que ser mi tarta... jejeje!!

Sin más os dejo con la receta y no me enrollo más... jejejejeje!!! Solo deciros que para mi gusto quedó buenísima en todos los aspectos (esponjosidad del bizcocho, sabor, consistencia y sabor del buttercream, decoración...).

Ingredientes para el bizcocho
- 200 ml. de aceite de oliva suave
- 200 gr. de azúcar
- 200 gr. de harina
- 2 cdtas. de levadura química (tipo Royal)
- 4 huevos L
- 2 cdtas. de emulsión de limón
- Colorantes azules (opcional)

Preparación del bizcocho
- Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
- Engrasamos nuestros moldes con spray desmoldante.
- Tamizamos la harina y la levadura. Reservamos.
- Batimos el aceite, el azúcar y los huevos (de uno en uno) hasta que se hayan integrado.
- Ahora incorporaremos la harina que habíamos mezclado con la levadura y batiremos a baja velocidad hasta conseguir una mezcla homogénea.
- Por último, añadiremos la emulsión de limón y batiremos hasta que se haya mezclado bien.
- Una vez tengamos nuestra masa, la repartiremos en tres boles de manera que tengamos la misma cantidad en cada uno de ellos (pesando la masa) y teñiremos cada uno con el colorante que queramos (yo, como podéis ver, los teñí en diferentes tonos de azul).
- Una vez teñidos, verteremos cada bol en uno de los moldes.
 Quizás no lo notéis mucho pero son distintos tonos de azúl... aiss!!! ^_^

- Hornearemos durante 25 minutos y pincharemos con un palillo para ver que sale limpio.
- Una vez estén hechos, los sacaremos del horno y dejaremos en sus moldes unos 10 minutos antes de desmoldarlos.
- Pasados los 10 minutos, los desmoldaremos y dejaremos enfriar por completo sobre una rejilla.
Esta es la emulsión que yo usé. Es de Lorann y me encantan todas las que he probado.

** Si no vais a usar los bizcochos en el mismo día, podéis hacer como yo, envolverlos en papel de film transparente hasta el día siguiente o congelarlos y sacarlos unas horas antes de que los vayáis a utilizarlos**

Mientras se enfrían, haremos el almíbar

Ingredientes para el almíbar
- 100ml. de agua
- 100gr. de azúcar
- 2 cdas. de emulsión de limón

Preparación del almíbar
- Ponemos el azúcar y el agua en un cazo al fuego hasta que hierva.
- Una vez haya hervido, lo retiraremos del fuego e incorporaremos la emulsión de limón.
- Dejamos templar hasta que vayamos a utilizarlo.

Ahora vamos a por nuestro buttercream.

Ingredientes para el buttercream
- 300gr. de azúcar glass
- 300gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 2 cdas. de lemon curd (al gusto)
- Colorante blanco (opcional)

Preparación del buttercream
- Tamizamos el azúcar glass y lo mezclamos con la mantequilla a velocidad media/alta hasta que veamos que ha aumentado su volumen y tengamos una crema esponjosa.
- Añadimos el lemon curd. Mezclaremos durante un par de minutos, hasta que veamos que está completamente integrado.
- Por último, añadimos unas gotitas de colorante blanco para que nos aclare un poquito el tono amarillo que ha cogido nuestro buttercream.
- Ahora separamos el buttercream de forma equitativa en tres boles diferentes.
- Cada uno lo teñiremos de los colores que hayamos elegido (en mi caso uno lo dejamos tal cual y los otros dos los teñimos de dos tonos de azul distinto).

*Dejé más cantidad de buttercream sin teñir ya que iba a ser la que estaría dentro de la tarta*

Ya lo tenemos todo, ahora queda lo más divertido, montar la tarta, así que ¡allá vamos!

Montaje de la tarta
- Con la ayuda de una lira, igualaremos la parte superior de nuestros bizcochos (quitándoles los copetes que se suelen hacer).
- Ponemos una de las capas sobre una base de cartón para tartas y sujetamos al cartón con un poquito de nuestro buttercream.
- Pintamos nuestro bizcocho con almíbar, que quedé bien empapado, pero sin pasarnos.
- Ahora, con la ayuda de una cuchara de helado (o con lo que queráis), pondremos un poco de buttercream sobre la capa de bizcocho. Extendemos con la ayuda de una espátula.
- Colocaremos la segunda capa de bizcocho encima del buttercream, la volvemos a pintar con almíbar y, a continuación, otra capa de buttercream y la repartimos exactamente igual que habíamos hecho con la anterior.
- Por último, colocaremos la tercera y última capa de bizcocho (yo a esta capa le pongo el almíbar por debajo, por la zona que va cara abajo, para que la parte de arriba quede más o menos sequita).
 - Cubriremos nuestra tarta con una capa muy fina de buttercream, y la meteremos en la nevera durante 30 minutos o 1 hora. Esta capa nos ayudará a sujetar las migas para que, a la hora de decorarla, no se nos desmigue (valga la redundancia... jejeje!).
- Una vez haya pasado el tiempo de refrigerado, empezaremos a cubrir la tarta con nuestros buttercreams.
- Empezamos con la parte de debajo, que cubrí con el tono más oscuro. Colocamos una capa más o menos gordita, pero no la dejamos lisa, simplemente la cubrimos con buttercream.
- Ahora haremos lo mismo con el otro tono de azul más clarito, pero en este caso lo colocaremos en la parte de arriba de donde habíamos puesto el buttercream azul oscuro.

- Por último, cubrimos la parte superior de la tarta con el buttercream sin teñir.
- Alisaremos con mucho cuidado la superficie (que es donde irá colocada nuestra impresión comestible).
- Ahora vamos a hacer nuestro degradado. Con una espátula grande (o una rasqueta alisadora como esta, que por cierto, me tengo que comprar), la colocamos paralela a nuestra tarta con una inclinación de unos 45º (si no me equivoco), la acercamos a ella y, con cuidado de no hacer mucha fuerza (solamente la suficiente como para dejarla lisa sin quitarle mucho buttercream), vamos girando la tarta en nuestra base giratoria y... ¡tachán! degradado hecho ¡yupieeeeeee!!!!
- Ahora solamente nos queda colocar la impresión comestible en la parte superior de la tarta.
- Para no dejarla así sin más, con el buttercream que nos había sobrado azul, hacemos unas pequeñas decoraciones para tapar el borde de la impresión y la parte inferior de la tarta.

¡Ya tenemos nuestra tarta Frozen (o princesas congeladas como las llama la hija de un amigo) de limón!
Lo de debajo es una colcha/edredón que está haciendo mi madre de ganchillo... y con forma de estrella... es PRECIOSA!!!

Espero que os haya gustado tanto como a mi prepararla y comerla, jejejeje!! La verdad es que fue todo un éxito (a mi ahijada le encantó) y yo feliz con la tarta de mi 30 cumpleaños!! ^_^

Para que lo veáis, este es el corte de la tarta... oisss que bonito... jejejeje!!!
Y aquí unas fotos de mi cumple con mi ahijada, con mi chico y con mi mami y mi chico... jejeje!!
 ¿Es guapa mi ahijada a que si?

Y encendiendo las velas, que pensaba que no iban a caber en la tarta y oye, hasta los 50 yo creo que me caben si las apretujo un poquito más... jejejeje!!! ^_^

Besitos y hasta pronto!!!!

*MªAmparo*